FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

Este blogue foi criado com o intuito de unir a comunidade lowryana de todo o mundo, a fim de trocar ideias e informação sobre o autor, promover a organização de conferências, colóquios e outras actividades relacionadas com a promoção da sua obra. Este é o primeiro sítio trilingue feito no México sobre o tema. Cuernavaca, México.


Malcolm Lowry Foundation


This blog was created to comunicate all lowry scholars, fans and enthusiastics from around the world in order to promote the interchange of materials and information about the writer as well as organize events such as lectures, colloquiums and other activities related to the work of the author. Cuernavaca, Mexico.


FONDATION MALCOLM LOWRY

Ce blog a été crée dans le but de rapprocher la communauté lowryenne du monde entier afin de pouvoir échanger des idées et des informations sur l'auteur ainsi que promouvoir et organiser des conférences, colloques et autres activités en relation avec son oeuvre. Cuernavaca, Morelos, Mexique.

miércoles, 29 de julio de 2009

Malcolm Lowry: entre el Edén y la Mordida

Por José Luis Martínez Ruiz

El escenario
En el antiguo territorio de los tlalhuicas y nahuas, a 2000 mil metros sobre el nivel del mar, situado en el centro de México, está la sinuosa ciudad de Quauhnáhuac, el lugar de los árboles tupidos, la selva pues. Tierra en que la naturaleza se hunde y se eleva indecisa en ser planicie o abismo. Volcanes, barrancas, relámpagos, tormentas tropicales empujadas por vientos huracanados de los océanos y una selva en movimiento que devora los jardines, son el escenario natural de la tragedia que se despliega al pie de dos montañas telúricas, (aparentemente con sus entrañas de fuego apagadas). Una mujer y tres hombres son los protagonistas centrales del drama que se escenifica en Under the Volcano, el delirante y “perfecto borracho” hacedor de tragedias y juegos de palabras, el laberíntico Geoffrey Firmin, a quien le es imposible vivir sin amar (de acuerdo con Douglas Day, la frase es atribuida a Fray Luis de León, poeta español del siglo XVI. Day, 1983-209), y existir sin las perlas doradas del mezcal. Representa al imperio británico como Cónsul inglés de Quauhnáhuac. Hugh Firmin su medio hermano, un irreverente rebelde que en palabras de M. Laruelle, lo etiquetó como “un pelmazo irresponsable, marxista de salón”, eso si, que soñaba con honestidad “cambiar el mundo”. Yvonne, una atractiva exactriz de cine quien vive una turbulenta pasión amorosa con el Cónsul. Jacques Laruelle, un productor de cine enamorado de la mujer de su amigo de infancia, el dipsómano Geoffrey Firmin. Laruelle, inspirado en el Cónsul, está obsesionado en hacer una película vanguardista sobre el Fausto pero que sabe nunca hará.

El corazón del drama
Al pie de los volcanes del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl, montañas que en sí mismas encierran un antiguo y mítico amor trágico, en el hotel Casino de la Selva (hoy devorado por la jungla del comercio), dos amigos beben anís del Mono y recuerdan con dolor y asombro la muerte del Cónsul a manos de un sinarquista, el hallazgo desolador de su cuerpo tirado como un perro en una barranca en Parián y, la impresionante muerte de Ivonne, fallecida a causa de una embestida en medio de una tormenta por un caballo enloquecido marcado en su grupa con el número fatídico 7 (Cuando muera el Cónsul sonarán 7 campanadas indicando la hora de su muerte). Los sucesos desgarradores de la novela transcurren en 12 horas durante el día de muertos en el año de 1938. En todo ello, los dos amigos que beben anís, Jacques Laruelle y el Dr. Vigil, no se explicaban el regreso intempestivo de Ivonne. Lo extraordinario es que volvió a los brazos del Cónsul.
Si el Cónsul, (después de una ronda fantástica de mezcales) quien a la salida del Farolito, unos minutos antes de ser acribillado, desata al siniestro caballo, que desbocado galopará hasta encontrar una sombra, asustado, al enfrentarla, la derribara a patadas matando a Ivonne. ¿Acaso no es Yvonne quien con su regreso libera las manos de Orlac, mismas que conducen a Geoffrey a liberar el caballo, las cuales terminaran apretando el gatillo de la pistola que le abrirá las entrañas a punta de balazos? No hay escapatoria ni redención. Eso sí, su calaverita de azúcar con su nombre: Geoffrey oldbean escorpia frijolero. O si prefiere le ponemos Maximiliano. Adiós Mamá Carlota…

La expulsión del Jardín del Edén
El Cónsul es un desterrado en busca del Edén perdido. La tierra es su barco y la angustia su brújula. En efecto como escribió Geoffrey Firmin en la casa del cineasta Laruelle: “no se puede vivir sin amar”. Al Cónsul lo mueve la esperanza de encontrar un territorio en que el amor “rompido” se religue y renazca, el amor puede ser ese Albatros que remonta la tormenta, guardián de barcos y marineros pero si se encuentra y se vuelve a quebrar, es un caballo apocalíptico. “¡Si pudiéramos resurgir de nuestra miseria, volver a buscarnos uno al otro y encontrar de nuevo el solaz de nuestros labio y de nuestro ojos! ¿Quién ha de interponerse?” Le escribe Yvonne al Cónsul la carta que no llego a tiempo, ya era tarde cuando las leyó, su lectura terminara rompiendo su corazón. Carta que acabara como muchas otras olvidadas en “El Farolito”, para que luego le fueran devueltas por Diosdado y que fueran las manos de El Jefe de Jardineros que se las robara al Cónsul. Otra vez en El Farolito, unos minutos después de “half past sick by cock” (“media pasada enfermo por la pija”). En la cantina “Todos Contentos y yo También” alguien canta la Cucaracha: “la cucaracha, la cucaracha ya no tiene mariguana que fumar…”

El contexto histórico
Un nuevo México emerge a raíz de la primera revolución campesina-obrera del siglo XX, la hora de las asonadas militares y los levantamientos comienzan a disiparse al llegar a la presidencia, el último caudillo de la revolución con capacidad de unificar a un país en torno a un Estado, el general Lázaro Cárdenas. Paradójicamente, con el gobierno cardenista, la fuerza de los caudillos queda nulificada como medio para tomar el poder. No obstante se ejecuta el principal postulado de la revolución: dar a los trabajadores, tierra y libertad. Derrumbada la dictadura porfirista, una nueva forma totalitarista se gesta en las entrañas del México revolucionario. Con base a la hegemonía política de un partido único se engendra el presidencialismo absoluto, estamos en lo que José Revueltas denominó democracia bárbara y que hemos conocido como la dictadura sexenal del presidencialismo en la era dominante del PRI.
A nivel mundial durante el año 1938, en la guerra civil española, los militares fascistas al mando del generalísimo Franco, terminaran triunfando sobre la República y se extermina con las esperanzas de construir un mundo nuevo, como imaginaba, al igual que muchos más, Hugh el mediohermano del Cónsul. Gracias al apoyo de la fuerza aérea alemana y la indiferencia cínica de las democracias de Francia e Inglaterra y la mezquindad de Stalin, son derrotadas los combatientes de la República en la emblemática batalla del Ebro. Esto sucede los primeros días de noviembre de 1938. La segunda guerra mundial está por estallar. Es en este entorno que sucede la muerte del Cónsul y de Yvonne, como una especie de coro griego, Hugh entona una canción desgarradora:

“Adelante, la juventud;
Al asalto, vamos ya,
Y contra los imperialismos,
Para un nuevo mundo hacer 
Hijos del pueblo que oprimen cadenas
Esa injusticia no debe existir;
Si tu existencia es un mundo de penas,
Antes que esclavo, prefiere morir, prefiere morir.”

La coyuntura diplomática entre México y el imperio Británico
El 18 de marzo de 1938, Lázaro Cárdenas decreta la nacionalización de petróleo y expropia a las 17 empresas petroleras extranjeras privadas que operan en México, entre estas se afecto al consorcio de la Anglo-Persian Oil Company, y que hoy es la empresa British Petroleum. La reacción de Inglaterra junto con otras trasnacionales petroleras del llamado cártel de las 7 hermanas, fue iniciar un bloqueo económico en contra de México. Lo que generó un soterrado cabildeo político del gobierno nazi por apropiarse del petróleo mexicano. En esta coyuntura, los EEUU encabezado por el presidente Franklin Rooselvet buscan inhibir que el gobierno cardenista pueda caer en las redes de influencia de la Alemania hitleriana. De acuerdo con el historiador Juan Ramón Jiménez, el propio Himmer, Jefe de la policía política Nazi, la siniestra SS, estaba conspirando a favor de los intereses de Hitler en oscura asociación con el texano William Rhodes Davis de la Dirección general de la compañía petrolera Shell (2005, voltairenet.com). Es en estas circunstancias, que Geoffrey al desempeñarse como Cónsul Británico queda en medio de intrigas, espionajes y crímenes que envuelven a la actividad diplomática. Es el mundo soterrado de los Escorpias y Espiders, de policías secretos y sicarios a sueldo. Incluso señala Ramón Jiménez, que el petrolero Rhodes Davis, mantenía una estrecho contacto con el ¡ler Vice-Consul Nazi en Cuernavaca, Gerard Meier! (Idem). Todo ello aunado a la circunstancia local del combate al gobierno de Cárdenas por parte de opositores fanáticos como los cristeros o de grupos derechistas extremistas. Además de la propia maldad infernal de los hombres y que en México pueden encontrarse a la vuelta de la esquina convidándonos cortésmente un mezcalito mientras cortan cartucho.

Lowry entre el Edén y la Mordida
No sabemos cuándo Lowry deja de ser el Cónsul o éste se encarna en él. La vida de Lowry y del Cónsul se intercambian, viven el uno dentro del otro, a veces ML involuntariamente se introduce en su propia novela, en otras ocasiones Geoffrey sale de la ficción y viaja a Oaxaca en busca de su amigo zapoteco, el jinete mensajero del Banco Ejidal, ( banco creado por Cárdenas para apoyar financieramente a los ejidatarios) Day, 1983-273) y más aun, lo vemos escribiendo una novela por el canal de Panamá en la persona de Sigbjorn Wilderness, que a su vez se desdobla en el protagonista Martín Trumbaugh marinero del barco Diderot que zarpa de Vancouver con destino a Rótterdam pasando por Acapulco. A Sigbjorn le sucede lo que a Malcolm Lowry al escribir Under the Volcano en la que el personaje central “se encuentra envuelto en la trama de la novela que él mismo ha escrito” (Lowry,1961, pp.9-10). Pero ahora al igual que Martín, Lowry desembarca en Acapulco en un primero de noviembre en el año de 1936. El día en que en México inicia la fiesta de los muertos. Ahí también en ese puerto surgió la imagen del Cónsul, su doble. En donde él mismo fue a rezarle al Santo de las causas Difíciles y Desesperadas. Aquí, “Acapulco lugarejo y mezquino” a decir de Martín Trumbaugh. “México país infernal, que tiene un Secretario de Gobernación de la Muerte.” ¿Quién lo dijo?, ¿el Cónsul, Martín, Malcolm Lowry o Sigbjorn Wilderness? En realidad todos. Malcolm Lowry retrató así al México profundo -y el que está encima-: “Los mexicanos son los seres más bellos de la tierra. País adorable. El gobierno mexicano todavía parece controlado por Satanás; eso es lo único malo. Todos los mexicano lo saben, lo temen y, a fin de cuentas, no hace nada para remediarlo, a pesar de las revoluciones; en el fondo el gobierno está más corrompido que en la época de Díaz” (Idem). México es terriblemente contradictorio, conviven imágenes radicales opuestas, Under the Volcano hace coexistir a México como un territorio de la mordida, infernal y al mismo tiempo un lugar paradisiaco, Tan honestos son los mexicanos que votan por la derecha y por candidatos –dice Malcolm Lowry- pro Eje como Juan Andréu Almazán. Es este el escenario que el Cónsul e Yvonne buscan redimirse, encontrar de nuevo la gracia del amor que antaño los unió, pero no lo logran. Lo que encuentran es el infortunio, el dolor infernal y los enredos angustiantes que provoca la caída de la torre de babel que ellos construyeron en su pasión amorosa en su jardín y que ahora se derrumba para instaurar el reino de la confusión. Los símbolos se enredan creciendo una exuberante selva que devora los significados y deja a la intemperie el alma como un perro vagabundo. En el fondo de la barranca un zopilote a picotazos arranca pedazos del cadáver del Cónsul, muerto por el hijo de puta rimbombante Jefe de Jardineros Fructuoso Sanabria –un diablo con máscara de hombre- quien aventó su cuerpo al desfiladero. Pensó, Oldbean de Geoffrey, mientras caía de su cuerpo al inframundo: “yo he comido y bebido de la tierra, me parece justo, ahora que la tierra me mastique y se beba mi sangre.”
Un perro
¡Zas!, encima del cadáver del Cónsul avientan un perro inmundo, es el nahual del Cónsul, su alma gemela. Cae un rayo e ilumina un letrero en el que esta escrito: “Le gusta este jardín evite que sus hijos lo destruyan.”
Desde las alturas un viento exhalado de las entrañas de la Mujer Dormida, le susurra al Cónsul con la voz de Ivonne, si Geogrey: “seamos felices de nuevo, en algún lugar, si tan sólo estuviéramos juntos, si tan sólo fuera lejos de este mundo terrible. Destruye el mundo”.
Casona Spencer, Cuernavaca 27 de julio de 2009


Bibliografía
Lowry, Malcolm, Under the Volcano, editorial Penguin Books, Gran Bretaña, 1963.
_____, Por el Canal de Panamá, editorial Era, México 1969.
_____, Bajo el Volcan, editorial Era, México, 1964.
_____, El volcán, el mezcal, los comisarios, editorial, Universidad Veracruzana, 2008.
Day, Douglas, Malcolm Lowry, una biografia, editorial Fondo de Cultura Económica,México, 1983.
Jiménez, Juan Ramón, voltairenet.com , 2005.

No hay comentarios.: