FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

Este blogue foi criado com o intuito de unir a comunidade lowryana de todo o mundo, a fim de trocar ideias e informação sobre o autor, promover a organização de conferências, colóquios e outras actividades relacionadas com a promoção da sua obra. Este é o primeiro sítio trilingue feito no México sobre o tema. Cuernavaca, México.


Malcolm Lowry Foundation


This blog was created to comunicate all lowry scholars, fans and enthusiastics from around the world in order to promote the interchange of materials and information about the writer as well as organize events such as lectures, colloquiums and other activities related to the work of the author. Cuernavaca, Mexico.


FONDATION MALCOLM LOWRY

Ce blog a été crée dans le but de rapprocher la communauté lowryenne du monde entier afin de pouvoir échanger des idées et des informations sur l'auteur ainsi que promouvoir et organiser des conférences, colloques et autres activités en relation avec son oeuvre. Cuernavaca, Morelos, Mexique.

jueves, 18 de junio de 2015

En memoria de Paul Nixon

El pasado martes 16 de Junio, los miembros del Museo La Casona Spencer, A. C. y de la Fundación Malcolm Lowry, celebramos un encuentro en memoria de Paul Nixon que falleció el día 1 de Marzo de 2015 en San Francisco, California. Paul impulsó con mucho ánimo el trabajo de La Casona Spencer y de la Fundación e hizo planes y programas que irán tomando forma mientras podemos ir avanzando en la realización de ambos proyectos.
 







 
In Memoriam
 
Querido Paul, me ha llegado la noticia de que te has ido, intuí que esta vez era tu última visita, que era la última vez que nos veíamos. Me dijiste en la terminal: “anda, ve a hacer lo que tienes que hacer, yo puedo ir solo”. Te confieso que esa noche casi no dormí, oía mucho ruido, golpes de puerta, pasos en la casa; me levanté dos veces, alarmado, tú dormías sentado en el sillón, me asustó verte, estabas quieto, me acerqué, quería saber que respirabas, no sabía qué hacer, me dio miedo despertarte, te observé, vi que tu corazón latía muy despacio, casi no… me alejé despacio, me fui a la cama, quise cerrar mis ojos y me di cuenta que estaban clavados en el techo.
 
Hoy te has ido, sin despedirte ni avisarme, que manera tan silenciosa, grosera y vulgar tiene la muerte; en venganza voy a gritar que me duele tu ausencia, tu partida. Es tanto mi dolor que ni siquiera el mezcal o el tequila me consuelan.
 
Déjame recordar, treinta años nos unieron a ti y a mí, a tu familia y a la mía, bien decías: “voy a ver a mi familia en Cuernavaca”… Cuánto compartimos, cuánto… “Ayayayyy, mi México lindo…” ¿Te acuerdas de los andares por las tierra tlahuicas, las purépechas, las mixtecas, las nahuatlacas y otomíes, pero, sobre todo, México D. F., “El Defectuoso”: Coyoacán, la Alameda, el Zócalo? Aunque tu lugar preferido, creo que el más importante para ti, al cual tenías una devoción casi religiosa, ahí donde está recopilada la grandeza histórica, cultural y artística del México Antiguo: el Museo Nacional de Antropología e Historia. Me decías que siempre descubrías algo nuevo allí. Qué bueno, pero no creas las mentiras que dicen los folletos del Instituto Nacional de Antropología e Historia. “No puedes decir eso, ellos tienen años investigando”, me respondías enfadado, me reía y te decía: ¡Claro que sí! Eso es la historia oficial. Un día vamos a ir a visitar a los sabios chamanes de Oaxaca y de Morelos para que ellos te digan qué pasó y está pasando…
 
En tus dos últimas visitas de Noviembre de 2014 y Febrero de 2015 no visitaste el Museo, no te alcanzaba el tiempo, me dijiste. Me di cuenta que algo andaba mal en tu salud, te sentí cansado, triste y casi no comías.
 
Por ti conocí a John Spencer y su obra íntima, miniatura en piedra. Tu gran amigo, que se nos fue hace diez años, dejó al pueblo de Morelos una obra en piedra monumental y grandiosa, la bellísima barda perimetral de la iglesia de Tetela del Monte y otras obras en distintas iglesias de Cuernavaca. Tus últimos años de vida los dedicaste para cumplir el deseo de Spencer para que su casa, “La Casona”, sea un espacio del arte y para el arte. Estuve contigo en la última reunión, presentaste una exposición de fotos magnífica del trabajo y vida de John, con una semblanza de cada foto. Ahí está tu última propuesta. En casa me dijiste: “Sólo estaré una o dos reuniones más, ya no estaré más, ya lo decidí, estoy preparando todo lo que voy a entregar al Consejo. ¿Qué opinas?” No te contesté. Supe que era una despedida.
 
Paul, quiero decirte en este doloroso adiós que fuimos amigos y compañeros de viaje en la vida, porque viste la vida como una aventura, amabas la música, la pintura, el teatro, la danza, esa es la liga que nos unió; la literatura no la escribías, la practicabas en todos los asuntos de tu vida, ahí estaba la poesía, el ensayo, la crónica, el cuento, la novela, qué privilegio, navegar en cayak por la bahía, recorrer la ciudad de “San Panchito” en bicicleta… “Ayayayyy, qué hermosa vida…”
 
“Nos vemos en Noviembre”, me dijiste en la terminal, perfecto… nos vemos en Noviembre, aquí nos vemos… ¡Cuando quieras! Los últimos tres años venías a La Casona Spencer a la fiesta de los muertos, fiesta grande en tu México lindo. La comunidad de Tetela del Monte hace una ofrenda grande en honor a John Spencer. Son un gozo los colores, olores y sabores, ¡qué paradojas!, de la vida. No vendrás a la ofrenda de John, vendrás a tu ofrenda en la que siempre fue tu casa. Paul, nos vemos en Noviembre.
 
No puedo escribir más por ahora de nuestra gran amistad de treinta años, sólo quiero darte las gracias en nombre mío y de mi familia por todo lo que compartiste con nosotros, por habernos elegido como tu familia, me quedo con tu humildad, tu generosidad, tu comprensión, tu sabiduría y tu amor por la vida. ¡Gracias!
 
Adiós querido y entrañable Paul. La paz en ti.
 
Abrazo a todos tus seres queridos con todo mi dolor y cariño. Ahora y siempre
 
Álvaro Osio Negrete
Elizabeth Orihuela García
Osvaldo Osio Orihuela
Leonardo Osio Orihuela
 
 









No hay comentarios.: