FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

Este blogue foi criado com o intuito de unir a comunidade lowryana de todo o mundo, a fim de trocar ideias e informação sobre o autor, promover a organização de conferências, colóquios e outras actividades relacionadas com a promoção da sua obra. Este é o primeiro sítio trilingue feito no México sobre o tema. Cuernavaca, México.


Malcolm Lowry Foundation


This blog was created to comunicate all lowry scholars, fans and enthusiastics from around the world in order to promote the interchange of materials and information about the writer as well as organize events such as lectures, colloquiums and other activities related to the work of the author. Cuernavaca, Mexico.


FONDATION MALCOLM LOWRY

Ce blog a été crée dans le but de rapprocher la communauté lowryenne du monde entier afin de pouvoir échanger des idées et des informations sur l'auteur ainsi que promouvoir et organiser des conférences, colloques et autres activités en relation avec son oeuvre. Cuernavaca, Morelos, Mexique.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Una vez fue feliz...

Alguien en el auditorio le preguntó a Gordon Bowker: “¿Alguna vez, Malcolm fue feliz?” Bowker contestó:

Sí, una vez fue feliz, en Dollarton, hacia 1941. Tenía únicamente 200 dólares a su nombre, pero eso era para él una fortuna. Pagaba un alquiler mínimo, él mismo cortaba su leña, acarreaba su agua, pescaba, iluminaba la choza con velas y lámparas de aceite y cocinaba en una estufa de leña. Encender las lámparas se convirtió en un ritual para Lowry, y el atardecer era su hora más dichosa. Era la hora, le dijo a Margerie, de quedarse solos, de encender las lámparas, de cerrar las cortinas, de aislarse del mundo y de estar juntos. Tenían un bote, el My Heart is in the Highlands y, a veces, desafiaban las caprichosas corrientes de la caleta (un domingo, remaron más de setenta y cinco kilómetros hasta la desembocadura del Río Indio, y volvieron a la luz de la luna). Los principales lugares para escribir le resultaron una banca frente a la ventana, o de pie, apoyado en la mesa. Al lado de su cama tenía una Biblia, las Varieties of Religious Experience de James, un libro de poesía y algo de Dostoievski. Se podía vivir como un rey con casi nada, escribió; de hecho, mucho mejor que la mayoría de los reyes, en muchos aspectos.

 
Sin título, Óleo de John Spencer


No hay comentarios.: