FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

FUNDAÇÃO MALCOLM LOWRY

Este blogue foi criado com o intuito de unir a comunidade lowryana de todo o mundo, a fim de trocar ideias e informação sobre o autor, promover a organização de conferências, colóquios e outras actividades relacionadas com a promoção da sua obra. Este é o primeiro sítio trilingue feito no México sobre o tema. Cuernavaca, México.


Malcolm Lowry Foundation


This blog was created to comunicate all lowry scholars, fans and enthusiastics from around the world in order to promote the interchange of materials and information about the writer as well as organize events such as lectures, colloquiums and other activities related to the work of the author. Cuernavaca, Mexico.


FONDATION MALCOLM LOWRY

Ce blog a été crée dans le but de rapprocher la communauté lowryenne du monde entier afin de pouvoir échanger des idées et des informations sur l'auteur ainsi que promouvoir et organiser des conférences, colloques et autres activités en relation avec son oeuvre. Cuernavaca, Morelos, Mexique.


jueves, 2 de septiembre de 2021

Carta

Después de visitar a la familia de mi esposa, volamos por American Airlines y llegamos a la Ciudad de México aproximadamente el 12 de diciembre de 1945. Unos cuantos días más tarde salimos hacia Cuernavaca, Morelos, donde alquilamos un apartamento en la calle de Humboldt no. 24, propiedad de la señora María Blanco de Arriola. Vivimos todo el tiempo en ese apartamento de Cuernavaca, salvo el tiempo que empleamos para hacer algunos viajes breves a Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, etcétera.

Antes de continuar es necesario que explique algunas cosas. Ya había escrito una novela cuya acción transcurría en México, titulada Bajo el volcán que en principio había sido aceptada (aceptación más tarde confirmada) por mi editor Jonathan Cape de Londres. Una razón secundaria para realizar ese viaje era la de proporcionarme, en caso necesario, la oportunidad de corregir algunas citas en español y posiblemente hacer una notas para preparar un prologo que testimoniara mi simpatía hacia México. No es que se tratara de un libro amañado u hostil; todo lo contrario. Además, pensé que podía malinterpretarse en México debido a que en él se reflejan varias versiones encontradas, lo que no es sorprendente, ya que el país aparece como una metáfora del mundo.

Malcolm Lowry
Carta a Ronald Paulton. 15 de julio de 1946.




viernes, 6 de agosto de 2021

Peregrinación

El autobús de Cuernavaca, con escape abierto y un ruido de lona rasgada, daba pequeños tirones en sus últimos esfuerzos por sacudirse de encima la ciudad, como las fortalezas exteriores del ideal de Nietzsche (si bien Ciudad de México distaba de ser un ideal), su vestidura exterior (de horrendos suburbios parisinos), su mascarada (de pulquerías) y su endurecimiento momentáneo (del yeso de los nuevos edificios de pisos), rigidez de estructuras esqueléticas que nunca se terminarían y la dogmatizante Alemán-Moralización. Y ahora el autobús iniciaba su ascensión, en cansinas vueltas y revueltas hacia Tres Marías por un paisaje que no difería del de New Hampshire o los Cotswolds; apretujado en el autobús de segunda clase y sin apenas atreverse a respirar, se le ocurrió que, pensándolo bien, su viaje podía tener un significado más amplio para ellos. ¿Acaso no era como si ellos mismos fuesen en peregrinación?

Malcolm Lowry, Oscuro como la tumba donde yace mi amigo, Capítulo V.
Traducción de Carlos Manzano para la edición de Bruguera, 1981.




sábado, 8 de mayo de 2021

Luna de Quauhnáhuac

Queridísima madre:

(...) Fuimos a ver a un viejo amigo -tras observar cómo la luna llena se elevaba sobre el volcán Iztaccihuatl- y luego, al salir a la calle, descubrimos que había un eclipse de luna que se convirtió en eclipse total mientras volvíamos a la pensión. A cada ojeada que echábamos entre los muros y a través de los árboles, nos llegaba una imagen extrañamente bella del creciente eclipse, hasta que finalmente, al doblar una esquina, fue total, y la luna se convirtió en una sombra herrumbrosa. Después de la cena tuvimos que hacer algunas visitas más, siempre en oscuridad total, pero cuando al fin volvimos a casa y salimos al balcón, la luna se veía de nuevo y brillaban las estrellas. Titilaban como joyas envueltas en blancas nubes algodonosas y, en lo alto, la luna llena brillaba como siempre, deslizándose por un vasto cielo de color zafiro hacia una especie de blanco océano de algodón...

Malcolm
Cuernavaca, México
19 de diciembre de 1945
(Carta a la Sra. Anna Mabelle Bonner)





lunes, 3 de mayo de 2021

Proyectos


El 21 de septiembre (1950) Lowry envió a Matson El raro consuelo que da la profesión, quien pronto lo devolvió diciendo que parecía más un cuaderno de apuntes que un cuento totalmente realizado. Nada desanimado, Lowry escribió a Matson el 14 de noviembre que estaba trabajando en algunos otros cuentos: además de October Ferry to Grabriola, también estaban El estado actual de Pompeya, Homage to a Liberty Ship (la base Por el Canal de Panamá), Gin y varas de oro; y otros que nunca terminó ni se publicaron: Deep Henderson, sobre un jazzista moribundo que toma un autobús a Haití (que obviamente había extraído de sus notas y las de Margerie tomadas en su viaje de Seattle a Nueva Orleans); The Course, un cuento de golf, y A Heart-Warming Episode, que describiría la visita de "un dramaturgo norteamericano devoto de O'Neill a un hogar puritano en Inglaterra". La mayoría de los últimos probablemente no eran más que meros títulos; de cualquier manera Lowry nunca volvió a mencionarlos.

Douglas Day
Malcolm Lowry, una biografía
FCE, México, 1983




lunes, 19 de abril de 2021

Pruebas de galera

....el 22 de junio (1947), recibió las primeras noticias de Albert Erskine, que sería su editor en Reynal and Hitchcock. Erskine tenía muchas dudas sobre ciertos puntos del original de Bajo el volcán y esperaba que Lowry pudiese aclararlos antes de que se hicieran las pruebas de galera. Dado que Lowry había dejado en Cuernavaca su única copia de la novela, podía ofrecer muy poca ayuda. Pero contestó rápidamente a Erskine dándole la información que pudo y luego le escribió de nuevo el 30 de junio para avisarle que su copia al carbón había llegado de México y que estaba listo para responder a cualquier pregunta. Dos semanas más tarde llegaron las pruebas de galera. Lowry había triunfado, habían pasado trece años desde la publicación de Ultramarina y ahora tenía una segunda novela en la imprenta. Durante varias horas intentó ignorar el gran paquete expedido en Nueva York que yacía, ineludible, sobre su mesa de trabajo en la sala. Finalmente, lo abrió, hojeó tímidamente las pruebas de imprenta que contenía y se puso a trabajar. La mayoría de los autores hubiesen tomado dos semanas para corregir sus pruebas: Lowry tardó cuatro meses.
Douglas Day
Malcolm Lowry, una biografía
Fondo de Cultura Económica, México, 1983





sábado, 6 de febrero de 2021

Tumba de los espejos

 



Pero Sigbjorn encontró el que se llevaba el premio: una construcción del tamaño de una casita pero abierta a los costados, con techo de vidrio como invernáculo, cubierto de pintura verde descascarada. La estructura misma estaba hecha de millones de espejuelos de todas las formas geométricas imaginables, unidos en intrincados dibujos de mosaico...

Malcolm Lowry
Oscuro como la tumba donde yace mi amigo

sábado, 16 de enero de 2021

Cabaña


Dollarton P. O.
Dollarton, B. C.
6 de septiembre de 1940


Querido Conrad:

¡Toma nota de nuestra dirección! Vivimos en una cabaña junto al mar. Dollarton es una antigua ciudad naviera, ahora muerta: gradas para botar los barcos cubiertas de zarzas y enormes robles azotados por el viento en un bello y frondoso bosque. Por la ventana se divisa una vasta calma blanca, donde el mar se confunde con el cielo y las montañas Rocosas. Tenemos un bote: ¡un día que salimos a remar, una ballena asomó la cabeza a nuestro lado! Para mí que era Herman Melville disfrazado. En cualquier caso, es un extraño y maravilloso lugar y lo amamos, también porque la cabaña nos cuesta sólo diez dólares de alquiler al mes y, si seguimos aquí, después de diciembre nos costará aún menos...

Malc

jueves, 24 de diciembre de 2020

Feliz Año Nuevo!


 

Año nuevo!

Oaxaca
Enero de 1938


Querido Pajarraco*:

He llegado a un estado de amnesia, depresión, angustia, consunción, ira, alcoholismo y sabe Dios qué otras cosas (en caso de que eso Le interese, lo que es muy dudoso). 

Todos cambian aquí, todos cambian aquí, para Oakshot, Cockshot, Poxshot, y que se joda todo ese maldito montón de gente. Mi único amigo aquí es un miembros de la orden terciaria que me cuelga con un imperdible una medalla de la Virgen de Guadalupe en la chaqueta; que me sigue por la calle (cuando no estoy en la cárcel, y también allí me ha seguido varias veces), y que cree que soy Jesucristo, lo cual, como sabes, aún no es cierto, aunque quizá empiezo a creérmelo. 

Me encarcelaron por espía en un calabozo que, comparado con él, el Chateau d’If -en las películas- es una casita de campo con vista al mar. 

Pasé las navidades, el Año Nuevo y el aniversario de mi matrimonio encerrado allí. Toda mi correspondencia llega con retraso. Cuando por fin llega, todo son contradicciones, y tus cartas tienen pequeños agujeros. 

No creo que pueda seguir. 

Me hallo en un lugar oscuro. 

Perdido. 

Feliz Año Nuevo. 


Malcolm

*Conrad Aiken

jueves, 12 de noviembre de 2020

Todos contentos y yo también...

 



Los últimos años de Lowry en Dollarton fueron tiempos de lucha consigo mismo, con su obra y con el mundo. La única nota favorable de ese período fue la llegada de David Markson, un joven estudiante de la Universidad de Columbia, Nueva York, que en junio de 1951 le escribió una carta informándole que había elegido Bajo el volcán como tema para su tesis de bachiller y que quería ser escritor. Lowry tenía la edad de Markson cuando se dirigió, también por carta, a Conrad Aiken. La situación se repetía y eso motivó a Lowry. En una de sus primeras cartas Malcolm le dijo; “Querido David Markson: …apenas recibí tu carta me pareció que yo también había estado leyendo a Faulkner, seguido a todo correr por Djuna Barnes, Dante, Joyce, etc., y que me sentía horrorizado por mis limitaciones… Por cierto, si puedo decírtelo en un tono del todo jovial y educado, al escribir esto cometiste un maravilloso error, a menos que lo hicieras a propósito: pusiste Frightened (horrorizado), pero tu sabia máquina de escribir tuvo el acierto de poner freightened (fletado). Te lo comento porque empecé esta carta a lápiz, y continúo usándolo; como disculpa te diré que nuestra máquina de escribir está en un taller de coches para que le limpien sus engranajes interiores con un instrumento eólico que se usa para inflar neumáticos; así pues, al escribir a lápiz, no me expongo a cometer tales errores… Si, a pesar de eso cometo alguno, todo lo que puedo decir es que ojalá sea tan estupendo como el tuyo. Porque a través de él dijiste un montón de cosas. Si tienes vocación de novelista, no podrías hacer nada mejor -en mi sincera opinión, aunque no nueva- que sentirte “fletado” en vez de “horrorizado” por dichas limitaciones: uno (ante el “horror” de la vida) debería llevar esas limitaciones consigo hasta Palembamg y allí repetirlas tan ordenadamente como sea posible -¡después de todo, esas limitaciones se cuentan entre los fletes más valiosos que poseemos!-. Sin embargo, no pretendo decir, no del todo, lo que Melville dice maravillosamente en algún lugar: uno no debería esperar a que haga buen tiempo, porque eso nunca ocurre ni en la tierra ni en el mar, sino que, asumiendo los propios desvaríos, debería lanzarse a su objetivo, dejando el resto a la suerte…” (Dollarton, BC. Canadá. 20 de junio de 1951). Lo que quiero decir con todo esto es: 1. David Markson recibió lecciones importantes de su maestro. 2. Lowry había aprendido que las máquinas son herramientas pero que se puede vivir sin ellas. 3. Que las limitaciones propias son dones a las que se puede sacar provecho. 4. Que la vida exige valor y 5. Que bien alimentados con Dante y Faulkner y Djuna Barnes y Joyce y Melville podemos enfrentar todos los “horrores” de la vida sin acabar “horrorizados”. Y eso fue justamente lo que hicimos en el XV Coloquio Internacional Malcolm Lowry 2020 en la gran fraternidad de Lowryanos del planeta tierra.

Sursum Corda!